Alrededores y actividades

Galicia nunca deja de sorprender

La privilegiada situación de la casa de Roque permite disfrutar de todas las ventajas de Galicia: tranquilidad rodeada de naturaleza, cercanía al mar para disfrutar de sus maravillosas playas, a solo un kilómetro de un pequeño pueblo con todos los servicios; a menos de media hora de Santiago de Compostela y a pocos minutos de villas y pueblos históricos y de paisajes increíbles.

Opciones para todos los gustos

para intrépid@s: en la zona tenemos muchas actividades de turismo activo, como puenting, tirolina, barranquismo, kayak, rafting…, entra en el apartado de reserva on-line de actividades y escoge la tuya. Te recomiendo la ruta de barranquismo por la cascada de Santa Baia, increíble!

A pie: paseos por caminos rodeados de prados y bosques, con molinos restaurados, al lado de regatos y ríos, con puentes medievales o al lado del mar. Te facilitamos un par de rutas muy sencillas saliendo directamente de la casa.

A caballo: paseos para adultos y niños desde 7 años, no es necesario ser un experto en hípica porque la joven pareja que regenta Estivada Ecuestre, a 200 metros de casa de Roque, son especialistas en hacerte una ruta adaptada a tus conocimientos, y siempre acompañados con monitores.

Lugares secretos: Galicia está llena de rincones que no aparecen en las guías, atrévete a descubrir sitios mágicos, en los que el agua y el bosque suelen ser los protagonistas. A menos de diez minutos en coche: Capela y Fervenza de Santa Leocadia

Pontemaceira, a 35 minutos de Casa de Roque, un molino convertido en restaurante con una terraza sobre el río. Con su espectacular puente de piedra inicialmente romano, de tres metros de ancho y arco ojival en el centro. Elegido uno de los pueblos más bonitos de España.

Ponte Nafonso: A doce minutos asómbrate con el puente medieval de 20 arcos de piedra que une los ayuntamientos de Noia y Outes, pasea por los jardines del Pazo do Tambre, en la mismísima desembocadura del río Tambre.

La playa y el puerto

A la playa: la primera playa desde la casa está a diez minutos en coche, Broña es ideal para ir con niños, aparcas el coche a pie de playa, tienes un par de bares para helados o raciones y también una zona de monte para hacer barbacoas, un pequeño parque infantil y un precioso paseo al lado del acantilado, precioso, aunque no esté día de playa. Y, después de la primera, no te pierdas una en cada recodo de la costa, hasta Fisterra la carretera pasa pegada al mar, para que puedas disfrutar de un maravilloso paisaje mientras viajas.

Y no olvides parar en la playa de Carnota, sus más de 7 km. la convierten en la playa más grande de Galicia, sus numerosas entradas te harán conocer una playa distinta cada vez, y si quieres la parte tranquila, entra por Boca de Río y deléitate con sus dunas y lagunas.

Desde la casa de Roque puedes estar en Carnota en 35 minutos si coges la carretera de interior, que te dará además la oportunidad de contemplar uno de los más maravillosos paisajes de la costa gallega, ideal para fotografiar desde el mirador.

Al puerto: en el mismo ayuntamiento de Outes encontrarás el precioso puerto de O Freixo, con una importante producción marisquera, comer almeja o berberecho recién extraído del mar que estás viendo es un lujo que te podrás permitir en cualquiera de las maravillosas tabernas del puerto, y a unos precios inmejorables  Si lo que quieres es darte un paseo en barco hasta las bateas del mejillón o ver la descarga del pescado en la lonja del puerto al atardecer acércate a Muros.

 

Por pueblos y villas pintorescos:

A pocos km de Outes se encuentra la villa medieval de Noia, un paseo por sus calles con soportales, una visita a sus plazas e iglesias os transportaran a otras épocas, y además tiene mercadillo los jueves y domingos, es ideal para callejear e ir de compras. No debéis perderos el edificio del ayuntamiento, con su claustro interior, en el paseo de la Alameda, ni el convento de San Francisco, la iglesia de Santa María a Nova, con su exposición de lápidas gremiales o la iglesia de San Martiño, con su maravillosa plaza do Tapal enfrente. Noia tiene además mucha fama por las riquísimas empanadas que se preparan en sus innumerables tascas y bares que suelen servir un trozo gratis con la consumición.

Muros: una de las villas marinera mejor conservada de Galicia con vida más allá del turismo: calles estrechas, empedradas, mirando al mar, puerto pesquero, bateas de mejillones, soportales que resguardan pequeños bares y restaurantes, iglesias colgadas de la montaña, restos arqueológicos. A media hora por el interior, con impresionantes vistas sobre el pueblo desde lo alto, o a 40 minutos bordeando la costa pasando por todos sus pueblos y calas.

De turismo arqueológico y cultural

Galicia tiene un rico patrimonio arqueológico, mucho de él aún por poner al descubierto, pero podemos disfrutar de conocer como vivían nuestros antepasados celtas gracias a las innumerables muestras de sus construcciones funerarias y restos de poblados (castros) que han sido excavados y son visitables, por toda nuestra geografía. Cerca de casa de Roque se encuentra uno de los castros más conocido de Galicia por su impresionante ubicación; el Castro de Baroña, a media hora de casa de Roque te permitirá además conocer las salvajes playas de la costa de Noia a Ribeira.
Y multitud de mamoas, dólmenes y grabados rupestres, como el Dolmen de Axeitos, en la misma zona que el Castro de Baroña,
o el dolmen de Dombate, con una réplica visitable, en Cabana de Bergantiños
y los enigmáticos grabados rupestres de A cova da bruxa y A laxe das rodas, en Muros

Paraisos de la Naturaleza

Toda Galicia es paisaje. Nosotros, los gallegos, nos solemos decir muchas veces ante el maravilloso espectáculo de nuestra tierra “Que poco lo valoramos y que bonito es”, porque mires para donde mires te inunda el verde de prados y bosques y el agua desborda por cada rendija, todo es ríos, mares y cascadas. Determinados espacios son considerados de especial protección por su interés paisajístico, natural o cultural; dentro de estos espacios de la naturaleza te recomendamos dos muy cerca de casa de Roque.

Monte e lagoa de Louro, al lado de Muros y el Monte Pindo en Ézaro. El monte sagrado recogido en el himno gallego, el Olimpo Sagrado de los celtas, y no es para menos, 627 metros de altitud coronadas por las zoomórficas rocas de A Moa, con una visión impresionante sobre la ensenada de Ézaro, donde también puedes disfrutar de contemplar la única cascada de Europa que desemboca directamente en el mar.

El parque natural de las Dunas y lagunas de Corrubedo no se encuentra en la red Natura 2000, pero vale la pena visitarlo, pocos kilómetros después del Castro de Baroña se localiza este complejo dunar que esconde dos lagunas alimentadas por el mar que golpea su preciosa playa.

Monte Pindo, o monte sagrado recollido no himno galego, o Olimpo Sagrado dos celtas, e non é para menos, 627 metros de altitude coroadas polas zoomórficas rochas de A Moa, cunha visión impresionante sobre o esteiro de Ézaro, onde tamén poderás desfrutar coa única cascada de Europa que desemboca directamente no mar.

O parque natural das Dunas e lagoas de Corrubedo non se inclúe na rede Natura 2000, pero sen dúbida paga a pena visitalo, poucos quilómetros despois do Castro de Baroña localízase este complexo dunar que agocha dúas lagoas alimentadas por ríos e polo mar que golpea a súa preciosa praia

Ciudades

Santiago de Compostela está a menos de media hora, disfrutar de visitar la ciudad vieja, sus muchos bares de tapas y relajarse en sus magníficos parques. ¡Si quieres hacer alguna visita fuera de los circuitos típicos, pregúntame antes de ir!

A Coruña, a solo una hora por el interior. Sube al Monte de San Pedro para contemplar la mejor vista de la ciudad y baja recorriendo todo el paseo marítimo que bordea la ciudad, parando en la Torre de Hércules y el Castillo de San Antón, para entrar a la impresionante plaza de María Pita, frente al ayuntamiento, a través de los soportales de lo que se denominó “la ciudad de cristal” por las impresionantes galerías de los edificios del Paseo de la Marina.

Pontevedra, a una hora de Santiago por carretera. Ha recibido innumerables premios por su cuidada restauración y por su modelo de ciudad, pensada para las personas. Considerada internacionalmente como una de las mejores ciudades de Europa para vivir. Podrás descubrir una ciudad en la que vale la pena callejear por sus innumerables prazas disfrutando, además, de una animada vida nocturna.

¡Y mucho más, Galicia tiene mucho que ver, ven con tiempo y te lo contamos!

El encanto de la casa gallega tradicional

Alquiler de casa completa o habitaciones